El origen de la palabra “aventurero”

IMG_0004

No es difícil adivinar que el vocablo aventurero deriva de aventura, pero ya es más complicado descubrir que este proviene de ad, prefijo latino que significa “hacia” y ventura, el participio de futuro neutro plural del verbo “venire” (venir). Es decir que el significado originario de “ventura” es “lo que está por venir”. Por eso esta palabra está cargada de misterio, de incertidumbre y de peligro, pues el futuro es siempre algo misterioso e incierto.

También por esa razón asociamos “ventura” con la suerte y la fortuna, y como ellas puede ser buena (buenaventura, bienaventurado) o mala (malaventura, malaventurado).

¿Quién es, entonces, el aventurero? Es la persona que va buscando la ventura, la fortuna, y se dirige hacia ella sin ninguna seguridad de que su empresa acabe con éxito.

“Aventura”, “aventurero” son palabras antiguas, aparecen ya en documentos y libros de la época medieval. En las novelas de caballerías, una aventura era un lance peligroso; del caballero andante con un dragón o un mago, por ejemplo. En los documentos tiene un significado mucho más real: aventurero era el hombre que se unía a un ejército sin estar obligado a ello. Seguramente de ahí proviene ese matiz de “peligrosidad” que asociamos con la “aventura”,  porque esos “soldados aventureros” se jugaban la vida a cada instante.

Adentrarse en los significados de las palabras aventurero, explorador y viajero es lo que han hecho los alumnos de 1º ESO en una breve actividad de trabajo cooperativo en clase de Lengua castellana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s