Camino de Santiago

CRÓNICAS DESDE EL CAMINO (PRIMER DÍA)

Al grito de ¡Ultreia!, que quiere decir “Vamos más allá”,89 peregrinos del IES Valdespartera emprendimos la marcha de lo que iba a ser una experiencia única en nuestra vida. Dos autobuses repletos de energía llegaban a Canfranc- Estación para empezar el tramo que concluiría  al día siguiente en Jaca. La primera tarea era descubrir quiénes iban a ser nuestros compañeros durante el camino.La actividad consistía en una serie de preguntas para saber los  gustos,  habilidades o características comunes y así conocernos un poquito mejor. Fue todo un éxito. Así empezamos el peregrinaje que nos llevaría por  maravillosos parajes y construcciones como la Torre de Fusileros o Torre de Felipe II y el antiguo “Pon Nou”, reconstruido a finales del siglo XVI .La llegada a Canfranc  hizo que nos sumergiéramos  en la leyenda de lugar y  disfrutáramos de un rato de descanso.

Por la tarde retomamos el camino en distintos grupos con una primera parada en un robusto  búnker, fortificación militar en la que pudimos viajar al pasado a través de las historias narradas por nuestro compañero, Tomás Aróstegui, para después proseguir nuestra marcha y así llegar a la Cueva de Las Güixas, lugar emblemático con una variedad de cavidades donde las distintas estructuras calcáreas (estalactitas, estalagmitas y columnas) y la presencia de murciélagos cobraron protagonismo. Las cuevas habían servido de refugio para grupos humanos del Neolítico y  posteriormente para reuniones de brujas o curanderas, como cuentan las leyendas de la zona. Fue de gran interés para todos observar de qué manera las distintas estructuras han sobrevivido a lo largo de los siglos.

La llegada al albergue de Villanúa, con el inminente reparto de habitaciones,  nos produjo cierta satisfacción a todos, especialmente porque teníamos ganas de compartir las experiencias vividas a lo largo del día. Fue después de la merecida cena, cuando nos volvimos a juntar para realizar algunas actividades. La música,el baile o un juego en el que la momia de Tutankamon volvía a la vida, nos unió a todos los presentes un poquito más, recordando que habíamos ido a vivir esta aventura con el propósito de conocer a gente nueva y sentir lo que los peregrinos del Camino experimentan en este recorrido del cual todavía nos aguardaba una emocionante jornada.

IMG_8542

IMG_8548 IMG_8549 IMG_8551 IMG_8554 IMG_8555 IMG_8556

IMG_8558 IMG_8559 IMG_8560 IMG_8562 IMG_8563

IMG_8564 IMG_8565 IMG_8566 IMG_8567 IMG_8568 IMG_8569 IMG_8571 IMG_8572 IMG_8573 IMG_8574

IMG_8576 IMG_8577 IMG_8579 IMG_8581 IMG_8582 IMG_8585 IMG_8586 IMG_8587 IMG_8588 IMG_8589 IMG_8590 IMG_8591 IMG_8592 IMG_8593 IMG_8594 IMG_8595 IMG_8596 IMG_8599 IMG_8600 IMG_8603 IMG_8604

IMG_8606 IMG_8611 IMG_8612 IMG_8613 IMG_8617

IMG_8628 IMG_8626 IMG_8625

IMG_8632 IMG_8633 IMG_8634 IMG_8635 IMG_8636 IMG_8637 IMG_8638 IMG_8639 IMG_8640 IMG_8641 IMG_8642 IMG_8643 IMG_8644 IMG_8647 IMG_8648 IMG_8649 IMG_8650 IMG_8652 IMG_8654 IMG_8657 IMG_8658 IMG_8660 IMG_8661 IMG_8662 IMG_8663 IMG_8664 IMG_8667 IMG_8670 IMG_8673 IMG_8674 IMG_8675 IMG_8677 IMG_8680 IMG_8681 IMG_8684 IMG_8687 IMG_8688 IMG_8689

CRÓNICAS DEL CAMINO

Manuscrito encontrado en el tranvía

Día 2

Martes, 17 de mayo

7:00 A.M.

¡Todos arriba!

Son las 7 de la mañana. Después de una noche algo movidilla para lo que los profes hubieran deseado, toca levantarse y bajar a desayunar, no vaya a ser que nos fallen las fuerzas durante el día…

Estamos preparados y llenos de ilusión ante la nueva jornada. A alguno le duelen los pies más que a otro, pero en general hay buen ánimo y sabemos que nadie va a rendirse.

Antes de salir dejamos las habitaciones bien recogidas (aunque dejar la colcha bien alisada parece una tarea imposible).

Los profes han organizado una reunión para hablar sobre lo que nos espera, pero lo que nadie se esperaba es la reprimenda matutina que nos ha caído porque algunos se pasaron de rosca durante la noche y no respetaron el silencio y el descanso (dos conceptos sagrados en el Camino de Santiago, pero difíciles de conciliar con un ejército de 80 adolescentes).

Hoy caminaremos todos en los grupos asignados, así que va a tocar despedirse de algunos amigos por un buen rato. Hay quien se lo toma con resignación y aprovecha para hacer buenas migas con otros compañeros, de esos a los que llevas viendo todo el año por el recreo y los pasillos pero de los que hasta ayer no sabías nada. Para los más quejicas, cabe el consuelo de que la jornada será larga, y tarde o temprano los profes tendrán que bajar la guardia (además, los veo demasiado mayores como para aguantar todo este trote y encima estar pendientes a todas horas de si alguien se cuela en otro pelotón). Yo, por si acaso, me he tapado la identificación para que no se vea el color.

Estoy ansioso por salir a caminar, por eso al principio no me apetece mucho retrasar la salida para hacerme la foto con mi grupo. Nos vamos poniendo todos ante la cámara, con una buena sonrisa que sale como si nada, y pienso si algún día, dentro de muchos años, veré esta misma foto en la biografía de algún compañero o compañera que se haya hecho famoso, con la cara destacada dentro de un círculo y todos los demás puestos ahí como si fuéramos de atrezzo.

Me encanta la idea de que tendremos que andar más que ayer, porque se puede hablar de un montón de cosas durante las travesías y encima disfruto del paisaje mucho más que yendo en el coche con el plasta de mi hermano y la música rancia que ponen mis padres. Intentaré caminar lejos de Vicente, el profe de Historia, porque no para de dar la tabarra con sus batallitas.

Ya estamos en marcha, camino de Castiello. Dejamos Villanúa por la carretera, todos en fila y cada uno en su correspondiente batallón. El campo está verde y fresco y hace un día precioso. Huele a una mezcla de tierra, vegetación y estiércol. Tenemos un solete la mar de guapo que ojalá nos acompañe todo el día. Después de andar un buen rato, sin saber por qué, me doy la vuelta y veo al fondo la silueta imponente del pico Collarada como un mantecado gigante al que parecemos decirle ‘cómenos’. Es una vista preciosa, pero si sigo mirando hacia atrás mientras camino me daré una buena leche, así que tendré que conformarme con llevármela pegada a la mochila.

De camino a Castiello de Jaca hemos estado hablando con Tomás, el profesor de prácticas: este sí que es majo y cuenta la historia de forma divertida…

Una parada para reponer fuerzas se ha alargado más de la cuenta porque alguien ha dejado desperdicios en el lugar de descanso. Nos han explicado mil veces que hay que respetar el entorno, pero sigue habiendo gente que no se da por aludida… María, una profe muy simpática pero que está todo el rato dando órdenes, nos ha hecho volver a todos para recoger, y hasta que no ha estado todo como la patena no hemos podido seguir.

¿Cuánto falta? Parece que a algunos se les empieza a complicar el día. Aparecen los primeros signos de debilidad, algunos lesionados, pero confío en que todos llegaremos a la meta…

Castiello es un típico pueblo de montaña, pequeño y pintoresco, con casas de piedra y una antigua iglesia que lo domina desde lo alto. Hemos parado para comer el bocata de tortilla que nos han dado esta mañana en el albergue. Estaba un poco seco pero a estas alturas me comería cualquier cosa que pueda masticarse. Los padres de un compañero, que nos acompañan desde el principio del viaje, se han echado a descansar debajo de una lápida mortuoria (¿no había otro sitio?). Si me dicen mis padres que se apuntan a la excursión me da algo. Vaya corte. Pero estos padres son muy enrollados y todos estamos muy a gusto con ellos.

Al salir de Castiello, el camino nos lleva por la orilla del río Aragón. Según nos dijeron en clase, estas tierras son el origen del antiguo condado de Aragón, que posteriormente se convertiría en reino. El eco de la historia retumba todavía entre los valles, pero a mí lo que ahora mismo me gustaría hacer es darme un buen baño en ese agua tan limpia. Debe estar helada…

Tras pasar por una falla geológica espectacular (podía apreciarse perfectamente la tremenda fractura del terreno, que dejaba los estratos a la vista), hacemos un alto para ver comprobar que no falta nadie. Los grupos se han ido disolviendo a lo largo del día, y los amigos del alma tienen la oportunidad de seguir caminando juntos (lo sabía). Unos metros más adelante, y aprovechando la parada, Javier, el profe de lengua, se ha acercado a la orilla para remojarse los pies en el río: espero que los peces estén bien.

Ya va quedando menos para Jaca. Pueden verse los primeros edificios y seguimos marchando a todo pinrel esperando llegar lo antes posible, porque los profesores nos han prometido un rato libre para comer. Me muero por un kebab, o por una pizza, o por una pizza de kebab…

Después de subir una cuesta interminable llegamos por fin a Jaca. Creía que iba a haber una ambulancia esperando en la cima por si algún profesor sin resuello tuviera que ser atendido, pero sorprendentemente, Javier y Vicente han aguantado como jabatos a pesar de su avanzada edad. Los alumnos, por nuestra parte, hemos subido como unos campeones.

Después de comer, nada de siesta. Hay preparada una gymkana histórica por las calles de Jaca, así que tomamos la ciudad en pequeños grupos y corremos de un sitio a otro recogiendo información sobre la ciudadela, la catedral, el ayuntamiento… En la Torre del Reloj, Lucía, la otra profe de lengua, nos explica un montón de cosas sobre Ramiro I, pero como es chiquitusa y hay ruido en la calle no se oye muy bien lo que dice, ¿alguien puede prestarle un megáfono a esta mujer?

Se acerca el momento de irnos. El autobús viene a buscarnos y toca poner fin a nuestra pequeña aventura. Ya de vuelta a casa, en la carretera, se nota que hay cansancio: estamos más tranquilos que en la ida, hablamos menos, pero pensamos más, mucho más, porque hay montones de recuerdos de los que disfrutar.

IMG_8691 IMG_8692 IMG_8693 IMG_8694 IMG_8695 IMG_8698 IMG_8700 IMG_8705 IMG_8713 IMG_8715 IMG_8718 IMG_8719 IMG_8720 IMG_8722 IMG_8723 IMG_8724 IMG_8725 IMG_8726 IMG_8727 IMG_8728 IMG_8729 IMG_8730 IMG_8732 IMG_8735 IMG_8737 IMG_8742 IMG_8743 IMG_8747

IMG_8749IMG_8750IMG_8753IMG_8754IMG_8714

¿FUE UN HERMOSO SUEÑO?

Aunque no lo sepamos, todos tenemos un poco de peregrinos, de aventureros y de  exploradores.

Nuestra alma está sedienta de recuperar el terreno perdido: los bosques en los que respiraban nuestros antepasados, las aguas que los transportaban por el valle, el cielo como pantalla de luces, estrellas y nubes de mil caprichosas formas.

Los teléfonos móviles, relojes, ascensores, semáforos y escaparates de moda nos han alejado de lo esencial: el compañero de camino, la soledad sonora, la verdadera libertad.

Fueron apenas dos días y una noche; poco tiempo para los que nos esperaban en casa. Sin embargo, algo ocurrió en el camino: un compañero que compartía su agua, alguien que nos hizo desternillarnos de risa, una velada en la que todos éramos protagonistas, el generoso esfuerzo derrochado en momentos de agotamiento…

Puede decirse que todos hemos sido felices en los senderos pirenaicos compartidos. Sentimos que hemos navegado en un mismo barco. Que repetiríamos sin dudarlo y que, quizá, continuaremos algún día esa ruta -o acometeremos muchas otras-; sin olvidar que esta experiencia nos hizo mejores.

Gracias a todos por lo que os y nos habéis dado.

Los profes

IMG_8700

 Javier custodiando el libro de las “Crónicas del Camino”

TEXTOS CAMINO DE SANTIAGO

Textos extraídos del cuaderno de viaje “Crónicas del Camino”

16/5/16

9:08 Rocío y Estrella

Tras una noche de nervios, esta mañana sin sueño, ya que teníamos que coger la mochila e irnos al autobús.

Y ahora nos encontramos aquí en el autobús.

Esperando la llegada a Canfranc, pero mientras, nos han puesto una película; aunque nosotras hemos decidido escuchar música.

 

9:54

Salimos de ilusiones. Hay sueño pero está bien. El ambiente en el bus es animado y se espera una buena jornada. Aún estamos esperando a saber con quién vamos a dormir .

Hay inspiración, hay ganas.

 

10:43 Raquel y David

Dan buen tiempo para esta semana, pero con los gritos y los que cantan…¡seguro que llueve!

 

10:49 Gabriela Eva

Le estamos masajeando el pelo a Andrés, después de casi matarlo. No creo que él y Juan consigan sobrevivir al viaje.

¡Muac!

 

María y Elena

Estamos aquí cantando un poquillo en el autobús, esperando la noche, porque se espera buena.

 

Isabel

No sé si he venido de fiesta o he venido a hacer el camino.

Os quiero.

 

Pablo Carrasco

Ahora estamos realizando una actividad para conocer a nuevas personas. Consiste en que nos dan una tarjeta con un nombre aleatorio y tenemos que encontrar a la persona a la que le corresponde la tarjeta. Parece difícil, pero preguntando a la gente se hace mucho más fácil.

 

Pablo Carrasco

Estamos de camino a Castilla de Jaca, un poco atronados

Pero ahí vamos.

 

Óscar Melín Torres

Hoy, martes, me he hecho amigo de Sergio y de Jairo de 3º. Hemos hablado de historia. Me he sentido cansado por no poder dormir demasiado. Hemos hablado con Vicente. Quiero llegar a Jaca porque un amigo me va a llevar a un restaurante.

 

Adina Blaj

Me duelen los pies y tengo calor; pero muy bonito todo

PD: Estoy andando mientras escribo.

 

Eva Sebastián

Hace mucho calor y estamos cansados.

10:49 Aitor

Estoy reventado de andar, pero hay unas vistas impresionantes y me estoy echando unas risas.

 

15:00 Mario Beltrán

Hace calor. Sin embargo el viento y el río hacen la caminata más amena.

 

Sara y Aarón

Me muero: la vida nos pesa. Socorro; la mochila también. (Sólo hay piedras)

 

15:11 Marta Leña

Caminando vamos por tierras sin ser amos de nuestro destino.

 

Paula y Ana

Ahora mismo estamos hablando con los de delante y los de atrás. También estamos cantando un montón, y pasándonoslo genial.

Besitos.

 

Rebeca Ferrando

Me lo he pasado bien, aunque he tenido momentos incómodos y melancólicos por la gente.

Ha sido divertida y he conocido a gente a la que no conocía, y a la que ha estado bien conocer.

Ha sido una pequeña fiesta.

 

Antonio Conejero

Estos dos días me lo he pasado genial, aunque con dolores de pies y piernas.

Ha estado bastante bien, aunque no fuera lo que esperaba.

 

Juan Manuel Pérez

Este día de caminata ha sido un poco más complicado, aunque a veces creo que hemos disfrutado más en general. No nos gusta que nos hayan separado en grupos para andar;

aunque la noche anterior… digamos que nos lo merecemos.

Bueno; ha sido una muy buena experiencia.

 

Marta Ceña

Estamos debajo de un puente en un río muy bonito. Nos queda aún 2 ó 3 kilómetros. Estamos cansados; pero las vistas y el paisaje son espectaculares.

 

Daniela Higueras

Me gusta esta excursión, ya que estoy conociendo gente y eso es bueno.

 

Sara Olmos

 

Esta experiencia, sinceramente, es increíble.

Estamos conociendo a muchas personas, viendo paisajes espectaculares…

La parte mala es que me duele el cuerpo, los pies…

Me encanta el camino de Santiago.

 

 

Manuel

Ha sido muy chulo.

 

17 – 5 – 2016

 

9:46   Lucía Parcero Durán

Vine simplemente a perder clase y a vivir una nueva experiencia, y creo que ha sido una experiencia muy emocionante -ya que he conocido gente nueva y me lo he pasado genial-.

 

9:50 Carlota y Mónica

Estamos de camino a Jaca. Hemos vivido nuevos momentos y hemos conocido a gente nueva majísima, pero a veces nos hemos cansado un poco.

 

13:53  Teresa Repollés

Me está gustando esta experiencia porque estoy conociendo gente y haciendo deporte estos días.

 

14:27 Sonia Señalada

Andrea Gómez

Hola, no sabemos cuándo vamos a llegar. Cuando lleguemos esperamos vuestros masajes.

Gracias, salud.

 

Lucas

Vamos tarde porque teníamos que estar a las 18:00

La mala letra es porque voy andando. Ha estado todo muy bien pero quiero que me pongan más nota en educación física. La mayoría de gente ha comido en el McDonalds. Esto es lo que peor se ha organizado.

 

Anónimo

Ojalá haya más actividades así. Una cosa que no me ha gustado es que todo el mundo (lo siento por generalizar) ha estado con el móvil. De esta manera se pierde el romanticismo de la antigüedad y la gente no ha conseguido profundizar. Lo cual parece bastante mejorable.

 

Iñigo

Me ha parecido una experiencia increíble. Cultural, física, geológica… Me gustaría repetirla otra vez.

 

Pilar

Emociones, es lo que hemos sentido; alegría, tristeza, agobio, cansancio, amistad, dolor, diversión, pereza… Pero sobre todo pasión. Pasión por llegar hasta el final y por el afán de autosuperación. Quién iba a decir que un simple recorrido nos iba a cambiar tanto; hemos conocido nuevas personas, sabemos más cosas de gente ya conocida y nos hemos reencontrado con nosotros mismos.

Salir de la rutina, del día a día, es lo que nos hace más humanos, encontrar nuevos lugares y hacer nuevas amistades.

 

 

Anuncios