AWARE Iniciación al haiku japonés

Aware

Dentro del proyecto de Innovación Viajeros y Exploradores, y dentro de la asignatura de Plástica, Visual y Audiovisual, haremos incursiones en este maravilloso texto sobre Haikús, AWARE Iniciación al haiku japonés. Editorial Kairós

Su autor es Vicente Haya, el mayor experto en Haikus de la lengua castellana.

Con el propósito de hacer un viaje hacia adentro exploraremos lo que el texto recorre, con capítulos tan inspiradores para viajarnos como estos, entre muchos más…

  • El primer requisito para escribir un haiku es la inocencia
  • Sentir la perfección del instante presente
  • Lo mínimo que sucede tiene una importancia capital
  • El poeta no debe enjuiciar la realidad
  • El haiku surge del silencio
  • Captar la armonía del mundo
  • En el haiku nos expresamos con libertad
  • Los poetas de haiku mueren con un haikú en los labios
  • Lo que simplemente existe es motivo de asombro
  • Lo que no ocurre es también motivo de asombro
  • Se trata de captar la invisible relación entre las cosas
  • El haiku nos invita a comenzar un viaje

Con el título de este último capítulo comenzaremos nuestro viaje. Permitidme que os transcriba algunos párrafos. Los encuentro sumamente inspiradores…

El haiku no puede explicarse, sino sólo ofrecérsenos. Y decidimos abandonar las palabras insignificantes, las palabras sin significado, las palabras heredadas, las palabras usadas, las palabras prostituidas, las palabras altisonantes, las palabras ociosas, las palabras groseras, las palabras vanidosas, las palabras del “yo”, las palabras del poder… A partir de ahora, la cuestión no va a ser por dónde debe seguir nuestra comprensión del kaiku, o qué nos queda por explicar del haiku, sino adónde voy con todo esto que he aprendido. Se trata de movernos, de ponernos en camino; no de saber. Nunca fue saber el objetivo, sino comenzar el viaje. Un viaje para el que jamás nadie tendrá la más rudimentaria cartografía. La idea es convertirse en un vagabundo en el mundo de lo real por culpa de la belleza que un día nos trastornó…

               Ciruelos por todas partes…

              ¿Debería ir al sur

               o debería ir al norte?

En este viaje nos concienciamos a perderlo todo, a que nos estructure la pobreza y a dejarnos llevar por amor de nada. Eso somos: una nada que busca, que olisquea y reverbera contra las piedras como el eco; una nada que quiere comprenderse a sí misma…