Los viajes de Gulliver

unnamed

Gulliver sufrirá tremendas calamidades y naufragios que lo llevarán a tierras insólitas: islas cuyos habitantes son seres minúsculos o, al contrario, territorios poblados por enormes gigantes. En otros lugares se encontrará con sabios que no hacen nada práctico, hablará con fantasmas del pasado o conocerá a los “inmortales”, personas nada envidiables. Su última aventura lo llevará a un país donde los caballos han formado una sociedad humana, inteligente, justa y cordial, mientras que los hombres son una especie violenta e ignorante. Tal es su admiración por la vida que llevan los caballos que, cuando vuelva a Inglaterra, no comprenderá el ajetreo de sus convecinos para satisfacer los deseos del hombre actual (dinero, poder, etc.) y se volverá un ser solitario que solo se comunica con sus caballos.

A diferencia de otros relatos de viajes (el de Simbad, el Marino, por ejemplo), el protagonista de este viaje no se vuelve más sabio al final de su vida, no es un “maestro” que cuenta historias alrededor del fuego. Esto se debe a que el autor, Jonathan Swift, pretendía con su libro, más que divertir a los lectores, hacer una dura crítica a la sociedad inglesa del siglo XVIII

Nuestros alumnos de 1º ESO están leyendo este libro en Lengua castellana y esperamos que al acabar su lectura se hayan divertido y sean algo más sabios; las intenciones más serias y críticas del autor, las dejamos para otros cursos.

Departamento de Lengua y Literatura, 1º de ESO

Anuncios